Función pacificadora y judicial de los corregidores en las villas y ciudades castellanas, a fines de la edad media.

  • María Asenjo-González Universidad Complutense de Madrid, Faculdad de Geografía y Historia 28040 Madrid, Espanha, majonsa@ghis.ucm.es

Resumo

Desde mediados del siglo XIV y antes de 1480, sabemos que el corregidor castellano, a instancia de parte, interviene con mayor frecuencia en los concejos. En el presente trabajo pretendemos destacar la mediación pacificadora de los corregidores en las ciudades y la utilidad de su intervención judicial en la conflictiva sociedad urbana bajomedieval, según planteamientos que se alejan del tradicional enfoque institucional. En su cometido, el corregidor aportaría la mediación de su condición social y de prestigio, y actuaría como elemento ajeno a la ciudad, a sus divisiones y conflictos, y provisto de competencias judiciales y punitivas. El éxito de su intervención permitiría que, tras su gestión, la ciudad retomase sus competencias jurisdiccionales, evitando que la conflictividad creciente derivara en una salida de realengo hacia la señorialización. Pero el éxito de sus intervenciones y la permanencia del oficio se relacionan también con la creciente convicción social urbana de la necesidad de lograr amparo en una justicia desligada de los poderes locales y de acabar con conflictos que amenazasen la paz cotidiana. Por lo tanto, antes de 1480, los corregidores también habrían contribuido al afianzamiento del realengo y a reavivar el compromiso social de defensa de la justicia y paz en el reino, argumentos señeros del poder monárquico a fines de la edad media.

Downloads

Não há dados estatísticos.
Publicado
2015-07-01
Como Citar
Asenjo-González, M. (2015). Función pacificadora y judicial de los corregidores en las villas y ciudades castellanas, a fines de la edad media . Medievalista, 1(18). https://doi.org/10.4000/medievalista.1075
Secção
Artigos